en el espejo

un blanco roto

sucio

de hueso sin historia




16 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

A mi me salen los espejos siguientes:
1)
espejo perverso.- aquel que tiene la propiedad de mostrar las imágenes trstocadas por el odio o la mala baba. Es el espejo que nos enseña las verdades deformadas por las palabras afiladas. Es espejo cruel que hay que mirar con prevención y no dejar que nos deslumbre con el azogue de su cara oculta.
2)
El espejo del tiempo, aquel que nos muestra el paso de los equinoccios que todo lo transforma. Es un espejo que se mueve con el transcurrir de los días y nos va mostrando como se deforma la piel y como se marchita la flor más galana.
3)
El espejo roto, aquel que refleja en cada pedacito un rayo de luz diferente. Son facetas de un poliedro perdido o las celdas del ojo de la mosca que todas juntas te enseñan la realidad completa.
4)
Los espejos curvados, los de superficie cuadrática, que deforman las imágenes de manera disparatada. El gran disparate del circo del mundo.

Salud
Francesc Cornadó

Francesc Cornadó dijo...

Ah! Amigo Kynikos, olvidé un espejo, es el espejo manchado; de este hablaré otro día.
Salud
Francesc Cornadó

Francesc Cornadó dijo...

Perdona otra vez, amigo Kynykos, otro olvido, dejé de decir que estos espejos tienen mucho que ver con el capricho de la música, esté delirio que puede justificar, por si solo, la existencia de género humano.
Espero que no hayan más olvidos.
Salud

No decir dijo...

A veces se suele estar en blanco sucio.

Eleanor Smith # dijo...

Será cuestión de empezar a escribir esa historia.

Un beso o 2 #

Pluma Roja dijo...

¡Excelente! ese blanco el hombre.

Saludos cordiales.

kpd dijo...

y ese viaje a través del espejo...

juan bello dijo...

En los espejos siempre hay dos personas:
el que observa
y el que es observado.

Abraham dijo...

Si nuestros huesos fueran espejos,
¿qué miradas serían las que nos soportan?

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Tu brevedad es una trampa, una serpiente que repta silenciosa y callada para que el lector se confíe. Tengo colmillo, amigo, y aún así, me dejé atrapar; acepto que me perdí en el laberinto de los significados. ¡Estupendo!
Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Cómo me gusta ;-)

Beso.

L.N.J. dijo...

He escrito varios comentarios y los he borrado, no sé qué poner o deducir porque hay para decir mucho.

Claro que volveré a escribir, gracias por tu interés.

Saludos.

TORO SALVAJE dijo...

Deberían prohibir los espejos.
Ya basta de su dictadura.

MO dijo...

Cuando no sé qué decir(te) (no es el caso de Francesc Cornadó, dicho sea de paso) me fijo en los títulos de las entradas. A veces (no todas) dan una enorme pista de qué va la entrada en cuestión.
Tú, esta vez, me lo has puesto jodido jodido.


MO.

P.D.: La mo-rena dice que tu (sin acento) tesis sobre los malos es un poco débil. Hay malos que no sólo enseñan sus cartas sino que encima te fanfarronean que te van a ganar la partida haciendo trampas.
Yo conozco a unos cuántos.
¿Tú (con acento) no?

Charcos dijo...

en estos concentrados me chiflas

olé

besicos

Charcos dijo...

en estos concentrados me chiflas

olé

besicos