ecos

un espacio cerrado por voces a destiempo
percutiendo sincopa copa das en las redes
de la consciencia que rever que bera
descompasadas ondas que reverbera en ondas
ondas super ondas puestas desmembradas redes
brando la palabra acento la red de palabra
timbre tono no
que parecían de brando la síncopa
palabra solo soplo timbre
que se parecían alejaba de en soplo
habitaciones en cerradas
supurando alejaba habi tambores cían
ecos rebotados ad infi fini nitum
balbuceo tono no que tados un zumbido
de fondo balbuceo tono
de dos cían inde cían finible
viento metálico finible
acompañando a dúo
de viento ventisca desértica y tambores
cascada fría que fondo dúo de tambores
ecos venían recono de cerme gritando
cuando supe rado que timbre no todo aquello
era todo aquello era yo
y que me estaba
cuando quedando me supe aquello que gritando
todo en ecos quedando
de cían tivamente sordo.

6 comentarios:

concepto-aparte dijo...

leer estos ecos es quedarse por momentos dentro de un terrible sueño que al despertar comienza otra vez y hace que afloren las luces, luces que ciegan...

un abrazo!

Charcos dijo...

guash ash sh h

me he quedado flipada con tu eco

buenísimo simo

besicosss con mucho eco

MO dijo...

Yo creo que hay entradas que sólo pueden ser leídas cuando vas (muy) fumada.


MO.

P.D.: eré eré eré...

Hibiscus dijo...

Grandísimo juego de palabras. Grandísimos ecos!
Un beso!

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Muy de acuerdo erdo con Hibiscus iscus. El acento de la palabra tiene una reverberación propia de los grandes, he incurrido en la memoria con Huidobro, y he acertado, he de decirlo, en complacerme en la bisonancia -acéptame el término- de tus palabras.
Un abrazo, amigo mío. Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

soy extranjera en este blog, que me parece sobresaliente. Estos ecos me han dejado pen pen sando.

Bastante original. Primera vez que leo algo parecido.

Gracias por tus palabras en mi blog, desde ya te sigo si me lo permites.

Un gran placer.

:) besos.