cuatro columnas




cuatro columnas soportan la noche, cuatro fugas sobre neones, tejados, antenas,

de raíces que reptan por adoquines, la calleja, al fondo de la esquina, con el peso de la náusea mojada,

meadas de alcohol de cartón como de cartón es la colcha que queda al fondo, empujada al fondo de la esquina por la misma gravedad que empuja al vómito.

en la savia brotan bulbos de carne escarnecida, aleccionada,

y sigue curso a través de bocas de estiércol, mueve dientes de chicle y cierra pinchados huesos ensabanados por la palidez en posición fetal,

y sacude piernas hormiguero de tierra embarrada con idea de alejar la idea de que algo mora dentro y está comiendo miembros.

entre el amasijo alámbrico de basura, dos tubérculos encuentran un cruce de líneas, ciegas, ojos huecos, cuatro leños, secos, que se encuentran...

-tú y yo y que se pudra el cosmos-

cuatro. cuatro columnas negras soportando el tiempo (dos a dos)

que tarda la normalidad en reprogramarse.




11 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Doy licencia a mi gesto y a mi imagen,
los vanos escaparates que me permutan,
en medio de los rótulos y el paisaje,
una mueca de neones y espejos,
de colores, que ponen clamor en la ruta
y me ofrecen la luz de un espejismo
de trueques de ricas baratijas.

Y no me hace falta nada de eso,
sólo busco el canje y el retorno
de esta figura que me es notoria,
y de la que hace muchas primaveras
que conozco su actitud, la suerte y el día,
que sé el nombre, el afán antiguo y la historia
y busca desenvuelta nuevos atajos.

Salud
Francesc Cornadó

Abraham dijo...

sigue curso a través de bocas con idea

No decir dijo...

Tu y yo y que se pudra el cosmos...
magnifico.

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Cuatro columnas (cuatro -dos a dos-) reptando desde el silencio para erigir un discurso sin ropajes ni maquillajes. La palabra limpiando de los ojos del lector toda la fanfarria con la que se oferta la "realidad". Cuatro saludos (cuatro -dos a dos-). Cómo cuesta dejar este lugar.
Felicitaciones mil.

Eleanor Smith # dijo...

-tú y yo y que se pudra el cosmos-

No importa nada más. Esto es absoluto *

Un beso o 2 #

Blanca dijo...

qué coño...yo y que te pudras tú y el cosmos...

(tú no eres tú...es una metáfora)

Charcos dijo...

podrida noche tan real que todos la hemos visto cuando nos ponemos las lentes de verdad...

ese tiempo de reprogramación suena a eterno

TORO SALVAJE dijo...

Podridos o quemados.
No hay otra elección.
Es cuestión de tiempo.

Elena Lechuga dijo...

basa fuste y capitel
dórica jónica y corintia
con tanta oscuridad
sólo se ven las ruinas

kpd dijo...

muy plástico y visual
genial**

MO dijo...

Como el Cosmos lea tu blog verás.