las bondades de la naturaleza

cuídate de las bondades de la naturaleza
y de que muestre en pequeños detalles
lo grande que es.
cuídate de compensaciones
invisibles
a los más desfavorecidos.
cuídate de lo “entrañable”
que envuelve sentimientos
aterradoramente
parecidos
entre persona y mascota.
Y de mostrar restos
de comida
entre los dientes
cuando hables
de las bondades
de la naturaleza,
y de las jerarquías,
que pienses que todo es
para que tú puedas existir,
y cuídate sobre todo
de la superioridad
del hombre,
pues depende exclusivamente
de la especie
a la que pertenezcamos.

1 comentario:

concepto-aparte dijo...

genial!
y con cuidado de lo terrible que guarda el propio ser en sus cunetas bastardas de lo divino, te saludo.