aparato

Se fueron las ganas de escribir, sin más, ya no me apetece, si no hay nada que me empuje hacia tecla y demás, si no hay argumento, tema, siquiera idea, si no hay qué decir, si se esfumó el sentido, si todo es fango, excusa, trampa, mentira. siempre detrás de lo triste de una huella hecha más que de vacío, y hoy, esto, ahora, es el ejemplo de que existe algo peor que hablar del absurdo o de la nada; y es el abrumador aparato que se esconde detrás, que te lleva adentro, más adentro en el fango, en donde ya no distingues tu propio cuerpo de la podredumbre, tu voz de siglos de gargantas ahogadas en gusanos, el temblor de tus sentidos de las burbujas de este caldo milenario. Cuánto de nada, para nada.

1 comentario:

concepto-aparte dijo...

y el kamikace que tal vez viene de esa aparato, o el intruso, o el asesino con sus aceros vienen a llevar lo necesario al abismo, malditos los que escriben y putas horas las que no hay qué escribir.

Me alentó tu comentario. Salud!