esperanza

a ti, esperanza, te  sobran
ineludiblemente
las tres últimas letras.

No hay comentarios: