suenan las trompas de falopio

suenan las trompas de falopio
se deshilacha en pentagramas el llanto de la mañana
notas y soles colgados secándose al sol
cielos cubiertos de vidrios y hormigón en cubierta
y la vela soplando a la rosa de vientos
y en sus espinas clavados barcos de papel
embisten a las olas tinta de octópodos sincopados
no saben
no supieron
enfrentarse al castillo de arena picos y palas
y cubos de hielo a la deriva en whisky de malta
tazas de café descafeinado cortado de máquina
a vapor de mercurio sostenido en su órbita
saturno cede la corona de espinas
marte descansa
niños alzan sus voces de destrucción masiva
el iris de los arcos cambia de color
la vista quebrada en la flecha que atraviesa las cuerdas vocales
y los cables de luz y la red de carreteras
enredan al vástago de la vid
con nudos borromeos en re menor
soles y notas musicales y silencios doblados y planchados
con olor a blanco de llagas de la inmigración
noches cubiertas de vidrios y hormigón a cubierto
de la vela que se apaga a tenor del saxo tenor
la calefacción de gas irradia las noticias de las 11
a las 12 tribus que tejen nuevos compases
fibras hebras retales
la urdimbre con la que se trama
el pentagrama
de mañana

3 comentarios:

Eleanor Smith * dijo...

Me encantan estas trompas de falopio. Qué buena producción ***

Un beso o 2 ***

Elena Lechuga dijo...

hay pentagramas terribles...

Horacio Holiveira dijo...

y que sigan sonando, kynikos, que sigan sonando.