piedra sobre piedra

agua, piedra, sal sobre piedra, tierras
hiperbóreas. busco tu agujero
de pena muda, gorgona en destierro,
sueño de espejos, virgen de atenea.
jardín de estatuas cela tu condena.
miradas ciegas te custodian, pero
yo te deseo. ciegas por el miedo.
yo te deseo. tú duermes serena.
necesito verte, que tú me veas,
que pongas peso a mi sufrimiento,
y como pago: voz tornada astilla,
garganta, negro claustro de roca fría,
sangre en lava huyendo, alma en arena,
corazón en polvo, nada... aliento.
te doy mi vida. medusa, despierta.
talla, lágrima,
viento.

5 comentarios:

concepto-aparte dijo...

qué bello..

Francesc Cornadó dijo...

Te doy la bienvenida como seguidor de mi blog. Veo que compartimos el amor por la poesía.

Salud

Francesc Cornadó

kynikos dijo...

un placer que pases por aquí, francesc.
salud

thirthe dijo...

agua, piedra, y para cerrar el poema, viento.
las pastas y turrones los pongo yo. aquí encuentro palabras bien enhebradas!

saludos, y enhorabuena!

thirthe

Alba dijo...

Este también me ha impactado. Tiene una forma de darle la vuelta al mito que es muy de mi agrado, al ser medusa dormida misma piedra y despertar la vida al abrir los ojos. Enhorabuena, es verdaderamente precioso. Volveré, por hoy no quiero cansarte más, un abrazo, me gusta mucho como escribes.