detalle

necesitaría un detalle, mientras la aguja recorra los segundos del reloj de arena, un detalle redimido por cada piedra enclaustrada en el muro al que Cortázar abrió una palabra y que yo he cerrado por exceso de corriente, por que las estalactitas soporten la madrugada como gotas los paraguas, para que se rompan los esquemas de lógica, que haga morada a un letargo que espera mi mejor traje, uno de esos que juegan con fuego, que tornan realidad de ventana en verdad tras la manta, que desempolva las ánimas de las sombras, parecido a dormir -pero no- o al papel ciego por la primera raya que casi siempre sale frontera, aunque busque umbral; un pequeño detalle al que pueda rezar por cuanto me avergüenzo de la coda, que acabe con la inocencia, la ternura y la compasión y todas las alumnas aventajadas de la naturaleza, para que los poetas vuelvan a sus tumbas y cierren y se traguen la llave de la tentación. un detalle tan pequeño que me permita darle la vuelta al mundo. tan insignificante como para acabar con todo lo que conozco.
y que de una manera inesperada va tomando forma
de olvido.

7 comentarios:

concepto-aparte dijo...

bellas palabras, me recuerda a una esperanza de tierra removida, a un puchero en la oscuridad, gracias por tu acercarse a mi blog, me alienta,
un abrazo y buen invierno, invierno que no mate.

ybris dijo...

Un detalle es fragmento, rasgo, algo pequeño por definición.
El que tú presentas es tan hondo que resulta mucho más que detalle con forma creciente de olvido.

Abrazos.

irene dijo...

Por todo lo que expresas lo que tú necesitas es un gran detalle.
"Si te dan papel rayado, escribe de través", me encanta la frase.
Besos.

Rodolfo Serrano dijo...

A veces el detalle, la parte, es mejor que el todo. y la rebeldía que se adivina.
Un abrazo

kynikos dijo...

Gracias por acercarte irene, y por tus comentarios, ayudan. un beso.

Ybris, gracias a ti también, y sí, tienes razón, es paradógico lo que presento, pero es precisamente lo que necesito. toda revolución empieza con una revuelta que viene de un detalle inadvertido por quien la padece. no veo otro camino que mediante la filtración de algo tan pequeño que los gobiernos de la conciencia pasen por alto. y una vez dentro...
creo. no. sé del detalle, del fragmento, de la parte que se explica a sí misma y comprende todo, a modo de tubérculo o rizoma. ya no hacen falta más árboles, raíces, troncos ni ramas, ni cosas así. ya no. y puede que el lenguaje que conocemos no baste; de hecho la inexactitud, la visión borrosa, la bruma, explican cosas que la razón no puede ni imaginar, donde ser y no ser es verdad en cierto grado. y para cambiar el mi mundo ,lo minúsculo es enorme.
en cuanto al olvido: bueno, creo es sólo una forma a la que se parece, pero mutará, seguro.
Un abrazo; te sigo con mucho interés

kynikos dijo...

Muchas gracias Rodolfo; es todo un honor para este rincón tu paso por aqui

El Heautontimorumenos dijo...

hola you, je

que puedo decirte... del colectivo
nose...
mejor mañana me pongo a beber y te escribo
pork asi no mas no...

sale a la mareva y a ti les mandare una rolota con mis escritos mal pronunciados

nomas porque esto es un colectivo!!
jejeje


abrazos enormes para que quepan todos..