dibujado junto a ti




junto a ti hay dibujado un ojo,

dibujado en la cuartilla,

como si partido en dos, pero de un sólo trazo

-metafísico-

Y el ojo llora una lágrima larga, eterna

que hace de cuerpo y se clava en su sombra,

que hace de suelo,

y me pregunto si soy el ojo que llora, si

lo partí yo, si llora por mí,

o, acaso, la sombra a la que clavas el llanto

de tu ojo en la cuartilla

dibujado junto a ti.



16 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Preciosas figuras que se pueden realizar con lágrimas.

"Y el ojo llora una lágrima larga, eterna

que hace de cuerpo y se clava en su sombra", Me acuerdo de un poema que escribí hace algún tiempo y hablo de una lágrima cristalizada.

Muy bello.

Sara dijo...

Me ha gustado mucho.

Un beso

JOAQUIN DOLDAN dijo...

las lágrimas pueden servir de lentes de aumento

Maritza dijo...

Un surreal estilo, amigo, muy agradable de leer.

Abrazos!

RELTIH dijo...

LOCO Y COHERENTE TEXTO.
UN ABRAZO

Reina dijo...

Los ojos lloran por tantas cosas que las lágrimas ya no saben qué papel les toca representar... ;)

Un beso

Marinel dijo...

Quizá ese dibujar el ojo derramando una lágrima,ese partirlo y ese hacerlo sombra,tan sólo sean gestos de duda ante el que lo dibuja,sobre sí mismo y dónde ubicarse...
Es como querer encontrar un camino perdido a través del surco de una lágrima...
Pero claro,todo esto es lo que he entendido yo :)
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Sea como sea, llora.
Ese es el problema.

Saludos.

u minúscula dijo...

qué tal el verano?

Francesc Cornadó dijo...

Magnífico poema, regreso de los días de calor y me encuentro con las cuartillas partidas, con las líneas de través que se clavan en la sombra. Un alarde, te felicito.
Salud
Francesc Cornadó

Paloma Corrales dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Paloma Corrales dijo...

Imposible leerlo y no transmutarse en el ojo, la lágrima y la cuartilla. Precioso.

Un beso.

Eleanor Smith # dijo...

Llora como lo hago yo aquí en estos momentos ...

Un beso o 2 #

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

La emoción, vagabunda en el poema, transformista y camaleónica pulsa la resistencia del lector. Cuartilla, trazo, ojo, lágrima, sombra ¡es el lector quien se impone todos esos ropajes! ¡Exquisito!
Un abrazo.

merche marín dijo...

A mi regreso encuentro verdaderas joyas literarias como ésta que ha despertado todos mis sentidos y me ha puesto en alerta roja las lágrimas que todavía no he llorado.
Besicos, corazón.

MO dijo...

Yo me quedo con la Opción 4.
Eres la sombra, fijo.